917599583 / 935839580 info@leanfocus.es

CASO DE ÉXITO: Comparativa de diferentes modelos de silla ESD en proceso de adquisición

Sumario

Servicio: Estudios
Tipo: Comparativas/homologación compras
Elemento analizado: Sillas ESD
Unidades: 12
Población: Madrid
Año intervención: 2016
Tamaño instalación: 12.000m2

Como parte del proceso de evaluación de producto y homologación de proveedores a la hora de adquirir nuevas sillas para los puestos de trabajo de la sede española de una multinacional, Lean Focus es contratada para llevar a cabo una comparativa basada en el comportamiento relacionado con la prevención de la Lipoatrofia Semicircular (LS) entre los diferentes proveedores y modelos de sillas seleccionadas.

Nuestro informe comparativo constituye el documento esencial dentro de la valoración técnica del proceso de licitación, debido a que el importe de la inversión es elevado, superior a los 80.000€, y la multinacional referida había sufrido varios casos de Lipoatrofia en su sede. En este proceso, consecuencia de una recomendación realizada por Lean Focus en su auditoria de riesgos del edificio, la multinacional necesita asegurar que la inversión que afronta va a ser absolutamente positiva en la prevención de la aparición de la Lipoatrofia Semicircular, además de mejorar el confort general de sus empleados.

En una sala en la sede de la multinacional, se dispusieron una unidad de cada uno de los modelos de silla a evaluar, hasta un total de 12, de los que 8 se presentaban como sillas ESD.

Después de una jornada de mediciones, se evaluaron los diferentes parámetros de cada elemento (asiento, respaldo, base,…) de las sillas. Tras el análisis de datos, emitimos el informe comparativo en el que, además de cualificarlas individualmente respecto a su comportamiento como elemento de riesgo ante la Lipoatrofia Semicircular, se lleva a cabo el posicionamiento relativo entre ellas, incluyendo la recomendación final respecto del modelo más adecuado para evitar la aparición de LS.

Cabe destacar que de las 8 sillas presentadas como ESD, 2 no cumplían con los niveles de conductividad y triboelectricidad propios de este tipo silla. De hecho estas dos sillas presentadas como ESD y que no lo eran, tenían un peor comportamiento ante la electricidad estática que dos modelos presentados como convencionales.